OPTIMIZACIÓN DE ÁREAS

Los profesionales en solucionar espacios interiores atraviesan una época de retos: uno de ellos tiene que ver con las áreas cada vez más reducidas en las cuales se debe ser optimizadores y generadores de soluciones funcionales y estéticas. De igual forma, tienen el reto de crear espacios unipersonales, viendo cada espacio con un lente especial, enfrentando proyectos de cocinas, zonas de lavandería, baños, estudios, oficinas, etc., como ambientes individuales y con carácter propio, incluyéndolos dentro de un concepto integral.

Para dar solución a estos espacios se debe optar por soluciones que generen sensaciones visuales, ligados a la luz y la materialidad, pero principalmente que aporten a optimizar las áreas.

En cuanto a sistemas y soluciones para ambientes, existen varias alternativas para dividir los espacios, hacer tabiques y muros. Están los sistemas tradicionales que aún se utilizan como la mampostería; los sistemas livianos o en seco que han tomado fuerza en la última década, soluciones en acrílico artesanales e industriales, estructuras en madera, metálicas, en PVC, (combinadas con otros materiales para sistemas de paneles que se revisten con diversos materiales), y finalmente las soluciones vidriadas.

Hoy en día existen muchas las alternativas, sin embargo, es importante conocer las características propias, el impacto, el mantenimiento, la durabilidad, los tiempos de montajes y los costos, no solo directos, sino también los que dependerán de las otras variables que se deben considerar en el presupuesto inicial y en la proyección de gastos adicionales en el tiempo.

Un aspecto muy importante es el área de incidencia de cada solución, la cual impacta el diseño o la decoración con la queremos diferenciar cada proyecto. Si es un proyecto integral, será la suma de las áreas de incidencia de todas las divisiones de ambientes la que impactará todo el proyecto y será determinante a la hora de resolver uno a uno los ambientes. En este reto se traslada la importancia del metro al centímetro y hasta el milímetro, porque son con esas unidades de medida con las que podemos solucionar aspectos como la circulación y la acomodación del mobiliario, que comprometerán la funcionalidad, la estética, el confort, incluso la armonía visual.

Dentro de las alternativas, las soluciones vidriadas tienen varias ventajas para resaltar que van desde lo técnico hasta lo estético, como montajes más rápidos, limpios y libres de mantenimiento que aprovechan la luz natural, aportando luminosidad al espacio y traduciéndose en amplitud visual. Esto genera sensaciones con la luz natural y artificial que son necesarias de acuerdo al concepto que se quiere para cada espacio. El vidrio se puede combinar con todos los materiales por eso tiene grandes alcances de transformación, inclusive para menores espesores (promedio 8mm) puede templarse, laminarse, ensamblarse y dar soluciones multifuncionales.

Finalmente, las soluciones en vidrio en su evolución industrial, ofrecen valores agregados como texturas, colores, satinados, acabados transparentes, translúcidos u opacos que permiten adaptarse a las necesidades de cada proyecto.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print