ESPACIOS MÁS SALUDABLES, LA NUEVA REALIDAD DE LA ARQUITECTURA EN TIEMPOS DE PANDEMIA.

En la búsqueda de una “nueva realidad” causada por el pánico generado por esta pandemia todo ha cambiado para nuestra sociedad menos la percepción general de la calidad ambiental de los espacios que habitamos. Es ahí donde deberíamos dar el primer paso. El uso del tapabocas y el aislamiento social han sido la base de las recomendaciones principales por parte de expertos, además del autocuidado, pero ¿dónde juega un rol importante la calidad ambiental de los espacios?, trataré de exponer un punto de vista a continuación.

Antes de esta pandemia las actividades cotidianas como ir al banco, salir de compras o conseguir cualquier artículo de primera necesidad no eras más que eso: cotidianas y algunas veces rutinarias, en mi concepto. Hoy para muchos de nosotros más que una actividad rutinaria se han convertido en una batalla campal contra el virus: lavado de manos repetitivo, aislamiento social y el uso del tapabocas han sido nuestras herramientas para sobrevivir durante esta crisis, pero en realidad se ha escuchado muy poco de cómo la calidad ambiental de los espacios influye de manera positiva para reducir el riesgo, por ejemplo: en espacios bien ventilados donde aún con pocas personas la formación de aerosoles (pequeñas gotículas que se suspenden en el aire) pueden provocar riesgo de contagio pero que con una ventilación adecuada generan una técnica efectiva de control de propagación. Es en este punto donde la calidad ambiental de los espacios se convierte en una herramienta poderosa de control, que en términos generales el público desconoce.

Recientes artículos científicos demuestran cómo el virus tiende a propagarse con mayor facilidad en espacios cerrados con baja ventilación donde las gotículas convertidas en aerosoles permanecen hasta por 5 minutos, mientras que suspendido en el aire en espacios con buena ventilación pueden tardar tan solo 30 segundos1.

 

Así, la primera herramienta Bioclimática para proveer construcciones más seguras frente al virus es diseñando espacios mejor ventilados empezando por aquellos donde vivimos, trabajamos y pasamos la mayor parte de nuestras vidas aún más con los confinamientos prolongados, pero tan importante como esto, es educarnos culturalmente para operarlos de manera adecuada, por ejemplo abriendo las ventanas diariamente para renovar el aire y permitir mantener la calidad de éste libre de virus y reduciendo el riesgo de propagación de gérmenes y bacterias.

Entendiendo esto, los espacios saludables serán en el futuro aquellos que nos permiten una ventilación adecuada pero también mejoran la iluminación natural para aumentar el efecto de los rayos UV con su poder germinicida2.

 

En un futuro no muy lejano las personas comenzaran a privilegiar la compra de espacios arquitectónicos con buena ventilación e iluminación frente aquellos carecen de esta característica, esta crisis nos ayudará a entender cómo esas características arquitectónicas pueden más tarde reducir nuestro riesgo a algunas enfermedades por el simple hecho de pensar en la ventilación y la iluminación. Es posible también pensar que en el futuro los acabados internos en las edificaciones puedan contar con características excepcionales que permitan destruir este tipo de virus solo con el contacto en pocos segundos en la búsqueda de mayor seguridad sanitaria en las edificaciones como hospitales y sitios públicos de alta concurrencia, pero también se privilegie materiales de fácil mantenimiento como el vidrio que permitan durabilidad a los usuarios, permitiendo la entrada de luz y radiación solar aumentando su exposición a la vitamina D considerado de gran importancia en algunos estudios de lucha contra la COVID 19 3. La nueva realidad nos deja un mensaje claro hacia la experiencia arquitectónica en los espacios, no podremos sobrevivir con espacios poco salubres, con baja ventilación e iluminación por empezar a exponer solo una de las razones fundamentales por las cuales los espacios arquitectónicos deberán reinventarse hacia algo mejor en términos de confort ambiental no como lujo sino como un derecho esencial de todos los habitantes de nuestro planeta.

Fuentes :

1. https://www.thelancet.com/pdfs/journals/lanres/PIIS2213-2600(20)30245-9.pdf

2.https://www.latimes.com/espanol/vida-y-estilo/articulo/2020-04-15/como-la-luz-ultravioleta-puede-protegernos-del-coronavirus

3. https://aru.ac.uk/news/vitamin-d-linked-to-low-virus-death-rate-study

 

Arq. John Alexander Saavedra Rodríguez
Msc Energy and Sustainable Building Design
Gerente técnico.
BIOTECKTA, 2020.