EL BIENESTAR IDEAL PARA LA CASA

En las fachadas de viviendas modernas la utilización del vidrio es un must para destacar el diseño arquitectónico y dotarlo de elegancia. Además, pensando en el ahorro, este material es perfecto pues permite aprovechar la luz natural y por ende, economizar en gastos referentes a luz eléctrica, aire acondicionado o ventiladores.

Pensando en el bienestar soñado para la casa, Vidrio Andino ofrece su línea BienEstar® de vidrios de control solar que ayudan a iluminar y proteger cada espacio. Estos exclusivos productos son una opción ganadora, también en climas cálidos, pues permiten el paso de luz natural y logran reducir hasta el 70 por ciento de calor contenido dentro de la vivienda a causa del sol. Gracias a esta función generan una sensación de confort con una temperatura agradable aún en los días más calurosos. Adicionalmente, controlan el ingreso de rayos UV, filtrando su entrada al lugar hasta en un 99%. Con esta característica especial la línea BienEstar® de vidrios de control solar contribuyen a la disminución de los daños causados, en la piel, el deterioro de los muebles y otros objetos, por la exposición frecuente a la luz solar.

¡Diseño únicos!

Los vidrios de control solar BienEstar® están especialmente elaborados para interactuar con los espacios exteriores, ya que privilegian vistas magníficas y a la vez garantizan la privacidad necesaria en el interior de la casa; así logran una perfecta combinación de belleza y funcionalidad. Para aportar un estilo vanguardista y único a sus ventanas y fachadas, estos vidrios ofrecen una amplia variedad de procesos de transformación para personalizar cada pieza: serigrafiado, templado, laminado y curvado; también brindan diferentes colores, tamaños y espesores, según requiera:

*La línea reflectiva cuenta con los colores verde y bronce claro (3.30 m x 2.40 m) o bronce y azul (3.21 m x 2.25 m), cada uno con espesores de 4,5 mm y 6 mm.

Siempre radiante

La limpieza y mantenimiento de los vidrios de control solar BienEstar® es muy sencilla solo necesita un paño suave o una esponja y jabón neutro soluble en agua. Aplique en la superficie, luego retire con abundante agua y elimine el restante con una escobilla de goma o un paño suave. También lo puede hacer con líquido limpia vidrios o agua a temperatura ambiente. No se recomienda el uso de productos químicos, abrasivos, soluciones de limpieza alcalina, ácida o básica, lanas de acero, ni hojas de metal para la limpieza.

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print