CONSEJOS PARA ELEGIR EL CRISTAL IDEAL PARA UNA FACHADA A PARTIR DEL VIDRIO

La bioclimática aplicada en pieles vidriadas de alto desempeño para construcciones no residenciales.

Dentro del marco de la sostenibilidad, el sector de edificaciones no residenciales representa un rubro importante dentro del desempeño energético teniendo en cuenta que para espacios de oficinas y de comercio las necesidades en climatización son representativas,  tanto para zonas comunes como para áreas de trabajo.

También te puede interesar: Tendencias en Vidrio para la Construcción de oficinas

Las exigencias del cliente en cuanto a iluminación natural y de control térmico constituyen un reto para la definición del tipo de acristalamiento en términos de su composición, si es laminado o vidrio de cámara y finalmente la determinación del coeficiente de ganancia de radiación solar y transferencia de calor. Por lo anterior, se deben considerar unos criterios orientadores que optimizan el desempeño del cristal de la siguiente manera:

1.  Como primer criterio se debe tener en cuenta la relación de la superficie vidriada con respecto a la superficie total de la fachada con el fin de conseguir una eficiencia lumínica ideal. Se debe procurar un balance entre el coeficiente de transmisión luminosa y el porcentaje de exposición, en principio un 40% de transmisión luminosa con una exposición del 50% del área de fachada. Con esto se  logran niveles medios de iluminación y de sobreexposición al frente de la fachada, con mínimos niveles de sombramiento al fondo de la estancia. Se entenderá que la profundidad de la instancia no sobrepase tres veces la altura de la fachada.

2.  Respecto a la ganancia de energía se considera un segundo criterio esencial que permite lograr un equilibrio entre el coeficiente de transmisión de energía solar y el coeficiente de transmisión lumínica. Para el caso de uso en oficinas daremos una mayor importancia al coeficiente de iluminación natural siempre y cuando se tengan superficies expuestas no mayores al 40% del área de la fachada. La relación para oficinas en el caso de fachadas expuestas para Bogotá podrá ser con un coeficiente de iluminación natural no menos al 40% y un coeficiente SHGC no mayor al 40% buscando siempre el ideal SHGC (coeficiente de factor solar) no mayor al 35 % para eficiencia energética y certificación Leed. El coeficiente g de selectividad debe estar entre 1 y 1,2.

En el caso de centros comerciales con acristalamiento horizontales el balance entre SHGC (coeficiente de factor solar) y TL (transmisión luminosa) es diferente teniendo en cuenta que la radiación solar incidente es mayor sobre la horizontal. Beneficiaremos en este caso mayor control solar, así el coeficiente de iluminación natural se disminuya, lo anterior si consideramos que el coeficiente de forma en centros comerciales es alto, es decir áreas de exposiciones mayores al 60%, por tal motivo una relación de coeficiente g de selectividad de 0,90 sería razonable. En términos prácticos, para el caso de Bogotá, significa tener un cristal con una LT del 38% y un coeficiente de SHGC no mayor al 42% sobre las áreas de menor coeficiente de forma, es decir vacíos del centro comercial. En sitios o lugares de alto coeficiente de forma como pasillos o “Food Court” (Plazas de comidas), se recomienda un coeficiente g de selectividad de 0,65 lo cual significa un coeficiente LT no menor al 25% y un coeficiente SHGC no mayor al 35%.

3.  Como tercer criterio orientado podemos escoger el acristalamiento en función de su flexibilidad como parte integral de un sistema de piel que incorpora el componente de alistamiento térmico y/ o dispositivos de ventilación natural (dobles pieles o ventilación directa, rejillas o aberturas de ventilación cruzada). En tal sentido, para climas cálidos esta integración asegura ahorros energéticos en aire acondicionado hasta del 30% cuando se incluyen sistemas pasivos de climatización y del 20% en promedio con sistemas de aire acondicionado.
Como último criterio y dependiendo del tipo climático, beneficiaremos los cristales cámara con mayor reflectividad cuando se trata de superficies horizontales y menor reflectividad cuando se trata de superficies verticales; de cualquier forma, potenciar el desempeño de los cristales será posible con la incorporación de protecciones solares exteriores, es decir, cortasoles, aleros o fachadas doble ventiladas, lo que evitará la transferencia por radiación y mayor disipación de calor por convección al exterior de la fachada. En caso de tener controles solares exteriores para climas como Bogotá, podemos incorporar un cristal de menor selectividad, en este caso equivalente a un cristal de TL 50% y factor SHGC de 50%.

Como experiencias exitosas de los anteriores criterios haremos referencia a los siguientes proyectos

1.  Proyecto de Oficinas Corporativa Torre Colpatria en Bogotá. Certificado LEED Oro, presenta una fachada con dispositivos de ventilación natural. Se utilizó un vidrio SGG Cool Lite ST 150 y un screen panel especial de Hunter Douglas como piel exterior, que permite tamizar luz difusa sin perder luz natural aumentando el control solar y mayor porcentaje de exposición, en este caso 80%.

2.  Proyecto Central Point. Ubicado sobre la calle 26 en Bogotá, además de los requerimientos térmicos, este proyecto exigió un tratamiento acústico especial, y por solicitud del cliente, las oficinas deberían tener como alternativa al aire acondicionado la posibilidad de ventilarse naturalmente. En tal sentido, la fachada consideró un porcentaje no mayor al 40% de cristal, por lo que se determinó un cristal altamente selectivo multilaminado. Se utilizó un vidrio SGG Cool Lite KNT 155, que en combinación con una piel opaca ventilada con fibra de vidrio ISOVER y Panel Trespa Exterior aseguró la eficiencia energética exigida por LEED, en este caso ORO, y eficiencia acústica requerida para este tipo de uso al tener en cuenta la alta exposición al ruido en la zona donde se encuentra situado el proyecto.
3.    Remodelación Centro Comercial Salitre Plaza, en proceso de Construcción. En este caso el reto lo constituye el control de la radiación solar sobre la horizontal sin perder calidad de iluminación natural, teniendo en cuenta la ausencia de elementos adicionales exteriores y complementando un sistema de ventilación natural basado en sistema de termosifón a través de la propia cubierta vidriada. Para lo anterior se utilizó sobre las áreas de vacío dotadas de lucarna de extracción de calor,  un vidrio SGG Cool Lite ST 136 con un LT 38% y un SHGC 42%. Para las áreas de corredor con mayor protección solar se usó el SGG Cool Lite ST 136  serigrafiado con un SHGC del 39% y un TL del 25%. Para las superficies laterales (con dispositivos de ventilación natural) se incorporó un SGG Cool Lite ST 150  serigrafiado con el 60% que permitió mayor cantidad de luz difusa.

Créditos

Torre 2 y 3 Colpatria Constructora
Arquitecto Contexto Urbano
Bioclimático Agustin Adarve Natural Cooling

Central Point
Constructora Apiros
Gustavo Perry Arquitectos
Bioclimático Agustin Adarve Natural Cooling

Centro Comercial Salitre
Gerencia de proyecto PAYC
Constructora y Arquitecto AIA
Bioclimático Agustin Adarve Natural Cooling

COMPARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email